Las gafas de ventisca

Las gafas de ventisca

Hoy vamos a tratar un tema muy importante para la protección facial y ocular cuando practicamos la práctica del esquí como complemento a la ropa de nieve, las gafas de ventisca o gafas de esquí.

60163bd3249b6b488157bfae75d87e33

Las condiciones atmosféricas de las montañas en invierno son relevantes. El sol, la ventisca, la lluvia o nieve, son factores que condicionan la comodidad del esquiador. Por este motivo la ropa y sus complementos deben ser los adecuados.

Las gafas  de ventisca, tienen una alta versatilidad frente a las distintas condiciones ambientales.

Para ello existen diferentes niveles de protección independientemente del color de la pantalla; normalmente los tonos azulados y anaranjados son intensificadores de luz. En cambio, las más oscuras son gafas que no permiten que la luz entre en la pantalla.

 

Tipos de gafas de esquí

Siempre partiendo de una buena calidad el producto, las gafas de esquí de dividen en tres grupos diferentes:

En primer lugar, hay las gafas de ventisca que dejan pasar entre un 43% y un 80% de luz solar según el nivel de protección. Éstas se usan en días de ventisca, nieve o y mala visibilidad en general.

Para los días blancos, es decir, que el cielo está tapado pero no hay ventisca, se recomiendan gafas que dejen pasar entre un 18% y un 43% de luz solar.

Finalmente para los días más soleados, aunque las gafas de ventisca proporcionan una sensación de calor facial, son muy importantes para la protección de los ojos. Estos días se recomiendan unas gafas que dejen pasar entre un 8% y un 18% de luz.

Para la protección solar, se recomienda un mínimo de nivel tres, para que el reflejo del sol en la nieve no lastime los ojos en los días más calurosos. NO hay que olvidar que el sol se refleja un 80% en la nieve.

¿Porqué usar gafas de ventisca?

Las gafas de esquí también proporcionan una mayor visibilidad angular. Este factor es de gran importancia cuando el tiempo en las estaciones no es nítido. Más visibilidad significa menor riesgo de choque y más seguridad personal a la hora de esquiar.

Muchas gafas de esquí tienen una cobertura de doble vidrio para que no se empañen las gafas. Para ello, deben disponer de suficiente ventilación y de un doble vidrio de plástico, creando una capa anti vaho. Actualmente hay muchas empresas que aplican un tratamiento anti vaho a la pantalla de las gafas.

Las gafas de ventisca, también proporcionan una protección facial en las caídas con una máxima adaptabilidad al casco. Evitando rasguños, golpes o quemaduras de la nieve.

En conclusión, las gafas de esquí o ventisca, son imprescindibles para ir a esquiar. Hemos visto que no únicamente sirven para la ventisca, si no que también nos protegen del sol y de las caídas, y además nos dan mejor ángulo de visibilidad cuando esquiamos.