3 errores a evitar al elegir la ropa de esquí para niños

¿Cómo elegir la ropa de esquí para niños? Si esta es la pregunta que te repites cada vez que vas a esquiar con tus hijos, no te preocupes, ¡tenemos la solución!

Una excursión a la nieve con tus hijos implica planificación. Queremos que disfrute como nosotros de la práctica del esquí y debemos vestirlo de forma adecuada. Todos hemos cometido algún error intentado abrigar demasiado a nuestro hijo, por ejemplo. Hay que escoger prendas que se adapten a sus movimientos, transpirables y del material adecuado.

Si quieres saber qué errores debes evitar para elegir la ropa de esquí para niños, lee con atención lo que te contaremos a continuación.

Ropa de esquí para niños: algunos consejos

Ropa impermeable en lugar de transpirable

Recuerda que es de vital importancia que la ropa de esquí para niños también sea transpirable. A menudo nos centramos en la idea de que sea impermeable pensando que así no se mojará, pero es mejor que transpire. De lo contrario, lo que estaremos haciendo es «crear» una sauna entre la chaqueta y la piel de nuestro hijo.
Escoge prendas con membranas y tejidos aptos que combinen la resistencia al agua con la transpirabilidad. Estas piezas acostumbran a pesar menos, por lo que el niño también irá más cómodo. Recuerda que, al fin y al cabo, lo más importante es que se lo pase bien.

Con la ropa, menos es más

Evita llevar al niño con más capas de ropa de las necesarias.

La preparación de la ropa de esquí para niños debe de ser igual que la de los adultos: una capa térmica, segunda capa de abrigo y pantalones. Todas ellas siguiendo las indicaciones pertinentes.

Lo aconsejable es que vista las prendas necesarias siguiendo la premisa de la transpirabilidad y la impermeabilidad.

  • La primera capa tiene la función de evacuar la humedad del cuerpo. Es decir, mantener al niño seco y evitar que pase frío.
  • La segunda capa debe mantener el aislamiento térmico.
  • Y, por último, la tercera capa tiene la función de protegerlo de los fenómenos atmosféricos. Debe aislar del frío, la lluvia y el viento.

Estos consejos son aplicables para todo el equipamiento, desde la camiseta térmica hasta los pantalones.

Ropa específica para cada actividad

Otro de los errores más comunes es que solemos comprar solo un tipo de ropa y la usamos para todas las actividades. Lo mejor es tener el equipo necesario para cada actividad que se quiera hacer.

No es lo mismo practicar esquí alpino que esquí de montaña. Hay que tener la roba adecuada para cada movimiento. El niño debe estar cómodo para mover tanto brazos como pies. Aun así, la regla de las tres capas es vigente para este punto.

Por último, te queremos recordar que también existe ropa de esquí para niños polivalente que puede ser usada para cualquier actividad.

Si este año esquiarás con toda la familia, recuerda que podemos ayudarte a encontrar la ropa que más se adapte a la actividad que queráis realizar. Y, sobre todo, ¡a disfrutar de la nieve!

¿Cuál es la mejor época para esquiar?

La mejor época para esquiar para cualquier amante del esquí es siempre que haya nieve. Y, a veces, las ganas de practicar este deporte no se dan a la vez que las condiciones climatológicas. Como no todos los días del año podemos ir a esquiar, la organización y la anticipación a las fechas más idóneas es clave para poder practicar este deporte.

¿Cómo podemos saber cuál es la mejor época para esquiar?

Escoger las mejores fechas para esquiar

Con los primeros copos de nieve ya empezamos a desembolsar y encerar las botas y los esquís. Ya no podemos contener las ganas de bajar por las pistas, practicar freeride o snowboard y queremos pisar la nieve cuanto antes mejor.

En España, la época de esquí se comprende entre diciembre y mediados de abril.

Temporadas de esquí

La temporada alta de esquí suele coincidir entre Navidad y Semana Santa y coincide con un período en el que la gente dispone de tiempo libre para poder practicar este deporte. Por ese motivo, no es casual que durante estas fechas las pistas de esquí estén llenas de gente.

La mejor época para esquiar es aquella que el estado de la nieve es óptimo y encontramos poca gente en las pistas. Si prefieres esquiar con tranquilidad, la mejor época para esquiar es fuera de temporada alta.

Estas son algunas de las ventajas de ir a practicar tu deporte preferido en estas fechas:

  • Poco tránsito en las pistas de esquí
  • El estado de la nieve es mejor, ya que no tanta gente la pisa
  • Puedes encontrar alguna oferta y ahorrarte dinero en la compra del forfait

El estado de la nieve durante la temporada de esquí

Normalmente, las primeras nevadas suelen caer a mediados de noviembre. Estos primeros copos de nieve aún no permiten que disfrutes de un descenso cómodo ni seguro. Más tarde, en diciembre, las nevadas ya son más consistentes y son las que ayudan a crear los primeros grosores de nieve. Ese es el momento perfecto para empezar a esquiar.

De todas formas, hay que tener en cuenta que no será hasta enero cuando disfrutemos del mejor tiempo para ir a esquiar. La nieve suele ser polvo y la temperatura no llega al frío intenso. La mejor época para ir a esquiar es durante los meses de enero y febrero. En febrero las condiciones todavía son favorables: ya hay suficiente nieve y el sol acompaña para hacer cualquier actividad al aire libre.

A partir de este momento, y a lo largo del mes de marzo, empiezan a suavizarse las temperaturas, por lo que la nieve ya no es tan compacta. Y en abril empieza el deshielo, que marca el final de la temporada de esquí.

 

Te aconsejamos que no pierdas el tiempo y organices tu próxima salida para el fin de semana que viene. ¡Y a disfrutar de la nieve!

Cómo elegir la mejor chaqueta de esquí

La chaqueta de esquí es una de las prendas de ropa de esquí más importantes. Nos gusta disfrutar de un deporte en el que estamos en constante movimiento y necesitamos sentirnos cómodos con la ropa de llevamos.

¿Tienes que cambiar tu chaqueta de esquí?

Si estás pensando en renovar tu chaqueta, lee con atención este artículo. Te contaremos lo más importante para elegir bien tu nueva prenda. Existen muchas variables a tener en cuenta a la hora de comprar una pieza de ropa de esquí. Las más importantes son estas tres:

  • Transpirabilidad
  • Impermeabilidad
  • Tejido de calidad

Transpirabilidad

Es muy importante que la chaqueta sea transpirable. Cuando esquiamos estamos en movimiento y sudamos. Para sentirnos secos, necesitamos una chaqueta que transpire y evacua el vapor de nuestro cuerpo.

Ten en cuenta que existen diversos grados de transpirabilidad. Consulta en la etiqueta de la ropa de esquiar qué nivel tiene y escoge la que más de adapte a tu cuerpo.

Impermeabilidad

Es posible que algún día encontremos mal tiempo. Por eso, es muy importante vestir con ropa que sea impermeable. Cada prenda tiene su capacidad de repulsión del agua. Generalmente, puedes encontrar esa información en la etiqueta de la prenda.

Se calcula que un tejido es impermeable a partir de 2.500mm. Para poder comparar los grados de impermeabilidad, toma como referencia que durante un episodio de lluvia con viento, caen unos 1.500mm.

Una chaqueta de esquí tiene que ser equilibrada. Debe disponer el grado justo de transpirabilidad y de impermeabilidad. Para elegir qué conviene más a tu cuerpo debes tener en cuenta que una prenda totalmente transpirable no tiene el efecto impermeable deseado para la nieve. Debes escoger la combinación que más de adapte a tus características físicas.

Tejidos de calidad

Te aconsejamos que utilices tejidos de membranas especiales. Escoge membranas que te protejan del viento, frío y del agua.

Consejos según la práctica deportiva

El esquí tiene muchas variables y todas ellas necesitan su material técnico. Recuerda que no es lo mismo hacer esquí de fondo que una excursión con raquetas de nieve. En algunos de estos casos necesitarás ropa sea reflectante.

Los tejidos térmicos también son de importancia. Poder retener el máximo de tu calor es importante: por eso, la transpirabilidad correcta te hará sentir bien.

Repasa las costuras y las cremalleras. Estas deben estar termoselladas para impedir que entre el agua. También te aconsejamos que escojas una prenda con cremalleras dorsales para favorecer la ventilación interior.

Los puños, capucha y la cintura de tu chaqueta de esquí deben ser regulables para ajustarse a cada tipo de movimiento.

 

Estamos seguros que si sigues todos estos consejos encontrarás la chaqueta ideal. Una chaqueta de esquí que se adapte a la perfección a tu cuerpo y al tipo de deporte de nieve que quieras practicar.

En definitiva, ya hemos visto que no solo es importante el tejido. Si ya tienes claro cómo debe ser tu nueva prenda, consulta los modelos que tenemos para hombre, mujer, niña y niño. ¡Seguro que te gustan!

Ropa térmica, el secreto para no pasar frío al hacer esquí

La ropa térmica es el principal secreto para no pasar frío al hacer esquí, snowboard, o cualquier otro deporte de invierno. Llevar la ropa térmica adecuada nos protegerá del frío, beneficiando así a nuestra salud.

¿Cómo debemos vestirnos para practicar deportes de invierno?

Al escoger la vestimenta adecuada para realizar cualquier tipo de deporte de invierno, como es el esquí, debemos hacerlo de la forma más práctica para no pasar frío. Por lo tanto, es importante que protejamos el tronco de nuestro cuerpo con tres capas:

  • En primer lugar, la capa térmica. Una camiseta térmica es imprescindible para proteger nuestro cuerpo del frío. Es especialmente importante en situaciones y lugares en los que la temperatura sea inferior a los 10 grados bajo cero.
  • En segundo lugar, deberemos llevar un forro polar o chaleco, que nos protegerá de la humedad de nuestro propio cuerpo.
  • Por último, la tercera capa deberá consistir en un anorak o chaqueta impermeable. Esta deberá protegernos del frío y del viento.

Por otro lado, también es importante que protejamos nuestras piernas de la forma adecuada. De este modo, nos sentiremos más cómodos y seguros al practicar esquí o cualquier otro deporte de nieve. Es importante llevar:

  • Una malla térmica, que nos protegerá de las bajas temperaturas.
  • Unos pantalones impermeables.

Saber como vestirse para ir a esquiar es imprescindible, y resultará beneficioso y práctico.

 

Características principales de cualquier prenda de ropa térmica

La ropa térmica tiene un objetivo muy claro: protegernos del frío al practicar deporte en invierno o viajar a la nieve. Dicho objetivo se consigue mediante las diferentes características de cualquier prenda de ropa térmica, de las cuales hablamos a continuación:

  • La ropa debe ser ligera. Una de las características principales de cualquier prenda de ropa que sea térmica es su composición. Generalmente, la ropa térmica está fabricada a partir de materiales ligeros, como el poliéster o la poliamida. De este modo, la ropa térmica no resulta incómoda al llevar las demás capas encima.
  • Ropa ajustable. Por otro lado, la ropa térmica también cuenta con suficiente elasticidad como para ajustarse al cuerpo. De este modo, sus características permiten mantener el calor del cuerpo al practicar esquí o cualquier otro deporte.
  • Ropa transpirable. Por último, también es importante que la ropa térmica sea transpirable. De este modo, nos protegerá del sudor y se mantendrá siempre seca. En caso contrario, si estuviera mojada, podría provocarnos más sensación de frío.

 

Ropa térmica: miles de opciones

La ropa con características térmicas ofrece miles de opciones. Podemos escoger entre prendas térmicas de varios grosores, en función del clima y temperatura del lugar donde queramos practicar esquí. Por otro lado, podemos escoger entre camisetas térmicas de manga corta o manga larga.

También es importante saber que existen prendas interiores de ropa térmica y prendas exteriores. Las prendas interiores son las más importantes al realizar esquí o cualquier otro deporte de nieve, puesto que nos protegerán del frío de forma muy eficaz.

La ropa térmica no puede faltar en tu armario en invierno, especialmente si vas a practicar esquí y quieres sentirte seguro y protegido del frío.

Los 10 mejores lugares para esquiar del mundo

Los mejores lugares para esquiar te están esperando. Solo tienes que escoger cuál te gusta más, preparar el equipaje y el material de esquí y poner rumbo hacia tu destino. En este artículo te descubriremos cuáles son los 10 mejores lugares para esquiar de todo el mundo. ¿Te atreves a deslizarte sobre su nieve?

Los mejores lugares para esquiar (en nuestra opinión)

Vail (Colorado, Estados Unidos)

Las montañas rocosas del estado de Colorado tienen la mejor nieve de todo el país. Vail Resorts ofrece 2.000 hectáreas para disfrutar de la nieve. Se considera que esta es una de las estaciones de esquí más grandes de Estados Unidos. Los que han probado sus pistas aseguran que la experiencia no tiene comparación.

Chamonix (Haute-Savoie, Alpes, Francia)

¿Te imaginas esquiar con vistas al Mont-blanc? Pues en Chamonix es posible. Su estación se encuentra a 1.050 metros de altura y ofrece un entorno único para todos los amantes del esquí.

Zermatt (Alpes Suizos, Suiza)

Otro de los mejores lugares para esquiar es Zermatt. Se trata del típico pueblo alpino suizo bajo el glaciar Matternhorn. Tiene más de 360 kilómetros de pistas practicables, con impresionantes desniveles y todas las prestaciones necesarias. Sus instalaciones se encuentran a 4.000 metros de altura.

Whistler (Canadá)

Cerca de Vancouver se encuentra una de las estaciones de esquí más conocidas de Canadá: Whistler: un macizo de más de 200 kilómetros de pistas. Es la estación de esquí más premiada del mundo.

Aspen (Colorado, Estados Unidos)

Esta es una de las estaciones de esquí más famosas de Estados Unidos. Aspen es un pueblo de montaña que ofrece cuatro áreas distintas para practicar deporte de nieve. Tiene más de 40 pistas situados entre 2.400 y 3.400 metros de altura. Esta estación ofrece múltiples zonas para los más expertos y los principiantes.

Laponia (Finlandia)

Finlandia tiene 75 estaciones de esquí. De todas ellas, Laponia es la más importante. En su estación podrás esquiar de forma tranquila, sin sufrir aglomeraciones.

Cerler (España)

En el Valle de Benasque encontramos esta estación, la más alta del pirineo aragonés. Es la estación de esquí que ofrece el mayor desnivel del Pirineo, un total de 1.130 metros. Esquiar en esta estación es toda una experiencia, ya te acompañarán más de 60 picos que superan los 3.000 metros de altura.

Anchorage (Alaska, Estados Unidos)

El país más frío de América dispone de una estación con pistas con una inclinación del 80%.

Kitzbühel, (Tirol, Austria)

Con más de 170 kilometros de pistas y con un desnivel de 1.200 metros, esta estación es la favorita de todo esquiador que se precie. En Kitzbühel se disputa una de las carreras más complicadas de la Copa del Mundo.

Los mejores lugares para esquiar en España

En nuestro país también encontramos múltiples lugares donde poder esquiar disfrutando de maravillosos paisajes. Estos han sido los preferidos durante la temporada 2016-2017:

Sierra Nevada, Granada
Formigal-Panticosa, Huesca
Cerler, Huesca
Baqueira, Lleida
Candanchu, Huesca
La Molina, Girona
Astun, Huesca
Valdezcaray, La Rioja

Así que, ya sabes: escoge en qué pista te gustaría esquiar y ¡pon rumbo a tu destino! Nosotros te equipamos.