¿Cómo ha sido el invierno de 2017 y 2018?

Se va acercando el momento de despedir la temporada de esquí y el invierno de 2017 y 2018, el cual ha sido, sin duda alguna, uno de los más fríos en muchos años. Desde finales de otoño del año pasado, los expertos preveían que el frío y la nieve estarían muy presentes en España, y de hecho en Europa, durante los siguientes meses. Y así ha sido, tal y como hemos podido comprobar.

Nevadas en toda la península

No hay duda alguna de que la temporada de invierno de 2017 y 2018 ha sido una de las más frías en varios años. A finales de enero, Cantabria, Asturias, Navarra y el País Vasco ya empezaron a verse afectadas por importantes nevadas. El temporal, con nevadas a cotas bajas, fue previsto por los expertos, quienes avisaron a los habitantes de las diferentes provincias de estas comunidades autónomas acerca de la posibilidad de que la nieve se acumulara en varias zonas.

Los avisos rojos fueron lanzados en Cantabria y Asturias, mientras que en otras provincias se dio la alerta naranja. Por ejemplo, en Burgos, Navarra o A Coruña, entre otras. La alerta amarilla se realizó en otras provincias, como Barcelona, Tenerife o Granada, entre muchas otras.

Días después, la primera semana de febrero, la capital se vio afectada por las bajas temperaturas y las nevadas que han protagonizado este invierno de 2017 y 2018. Al empezar a cuajar la nieve en Madrid, surgieron varias retenciones de tráfico. Las autoridades advirtieron y aconsejaron no hacer uso del transporte, debido a los diferentes problemas viarios que surgieron. Por otro lado, en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas se tuvieron que cancelar más de 40 vuelos.

La nieve ha protagonizado el invierno de 2017 y 2018

Varias comunidades autónomas de España se han visto seriamente afectadas por las nieves durante este invierno de 2017 y 2018. Diferentes nevadas a cotas bajas, el viento y las precipitaciones han sido causantes de varios problemas de tráfico en varias carreteras, las cuales tuvieron que ser cortadas debido a las condiciones climáticas.

La última semana de febrero la nieve llegó a Cataluña donde, según informó el Servicio Catalán de Tráfico, más de diez carreteras se vieron afectadas. La noche del lunes 26 de febrero varios conductores quedaron atrapados en una carretera entre Manresa, en la provincia de Barcelona y Vic. Esto se debió a que un camión resultó atrapado en medio de la calzada de la carretera.

Al día siguiente, fueron activadas las alertas, puesto que se preveían nevadas en cotas bajas a lo largo del martes y, especialmente, miércoles. Fueron varias las carreteras que se cortaron para prevenir posibles accidentes de tráfico. Además, también se prohibió la circulación de los camiones en algunas carreteras.

A lo largo de todo el invierno de 2017 y 2018, estas nevadas a cotas bajas han sido acompañadas por lluvias y fuertes vientos que, hasta los últimos días de invierno, han estado presentes en varias comunidades.

No hay duda alguna de que el invierno de 2017 y 2018, el cual empieza a despedirse, se ha caracterizado por sus frías temperaturas, sus blancos paisajes y una larga temporada de esquí, que seguro que los amantes de este deporte han aprovechado y disfrutado.

Material de nieve para niños

El material de nieve para niños es un salvavidas para impedir que pasen frío. Cuando organizas una excursión para ir a esquiar y tus hijos juegan en la nieve, es muy raro que admitan que tienen frío. Son niños y su misión es jugar y divertirse. Para que puedas esquiar con tranquilidad, sin preocuparte de que tus hijos puedan estar pasando frío, en este artículo te contaremos todo lo que necesitas para estar seguro de que no resfriarán tras un día fantástico en la nieve.

En realidad, ellos están más expuestos que nosotros a las bajas temperaturas y es importante que vistan ropa adecuada.

Material de nieve para niños: diversión abrigada

Recuerda que los niños conciben el deporte como algo lúdico y eso los distrae de las bajas temperaturas. Además, al ser más bajitos, están más cerca del suelo y del frío de la nieve. Para prevenirlos de todo esto, siempre que organices una salida a la nieve, no te olvides del material que te listamos a continuación.

  • Proporciónales ropa adecuada para cada actividad. En un artículo anterior hablamos sobre la importancia de que los niños vistan ropa impermeable, elástica y transpirable.
  • Recuerda que ellos son más vulnerables al frío. Por este motivo, te aconsejamos que refuerces las prendas térmicas y apliques bien la teoría de la primera y la segunda capa.
  • En todo momento debemos mantener el calor corporal del niño, hacer que su sudor transpire y vestirle con una segunda capa impermeable para impedir que se moje.

Puedes leer todas nuestras recomendaciones en este artículo.

  • El pantalón de esquí para niños debe ser elástico y, sobre todo, impermeable. Piensa que se pasarán la mayor parte del tiempo en el suelo, jugando con la nieve o bajando en trineo. Por este motivo, es esencial que lleven un pantalón de calidad. Puedes consultar todos los modelos disponibles en nuestra tienda online. ¡Seguro que encuentras el que se adapta a las características de tu hijo!

No olvides el trineo, un gorro y ropa térmica y transpirable

  • También es muy importante hacer referencia a la chaqueta de esquí. Siguiendo con las mismas características que el pantalón, solo podemos añadir que tenga bolsillos suficientes para almacenar guantes u otras prendas que le puedan ser de utilidad.
  • Si van a esquiar, hazles entender la importancia de ponerse un casco de protección. Les ayudará a prevenir posibles lesiones. Y asegúrate que utilizan gafas de sol homologadas. Las gafas les protegerá de las ventiscas, por ejemplo.
  • Ponles crema solar y protección en los labios. Aunque estemos en invierno y las temperaturas sean bajas, el sol les puede quemar la piel.

 

Preparar una lista del material de nieve para niños es sencillo si tienes en cuenta estos consejos. Lo primordial es mantener la temperatura del cuerpo y aislarse del frío exterior. Con estas dos premisas te asegurarás de que tu hijo va protegido.

Además, si en algún momento tienes dudas sobre qué tipo de ropa o qué accesorios necesitas, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros y te orientaremos sobre el tipo de ropa que más convenga a tus hijos.

5 consejos para elegir y comprar ropa de esquí

Es importante saber elegir y comprar ropa de esquí adecuada cuando vamos a la nieve, puesto que nos aportará calor y seguridad. Tanto si es la primera vez que vas a esquiar como si simplemente quieres renovar tu armario, elegir y comprar ropa de esquí puede resultar algo complicado. Por este motivo, hoy te damos 5 consejos que harán que te resulte mucho más sencillo.

¿Por qué es importante elegir y comprar ropa de esquí adecuada?

Al visitar la nieve y realizar cualquier tipo de deporte de invierno, nuestro cuerpo se ve expuesto a diferentes factores que pueden ser perjudiciales para la salud. Se trata del frío, el cual deberemos combatir con una capa térmica; la humedad externa, causada por el clima, la cual combatiremos con ropa impermeable; y la humedad interna o producida por el cuerpo, a la cual pondremos remedio gracias a la ropa transpirable. Para elegir y comprar ropa de esquí, es importante asegurarse de que las prendas cumplen con estas características.

Primer consejo: elige una capa térmica adecuada

En primer lugar, para saber cómo elegir y comprar ropa de esquí adecuadamente, debemos ser conscientes de qué tipo de prendas vamos a necesitar. La primera prenda o capa que necesitamos es la térmica. Se trata de la prenda de ropa que estará en contacto directo con la piel, cuyo objetivo es protegernos del frío y la humedad, manteniendo el calor de nuestro cuerpo. Elegir una camiseta de manga larga, unas mallas y unos calcetines térmicos es un primer paso imprescindible.

Segundo consejo: el aislamiento del frío

La primera capa térmica nos ayuda a mantener el calor de nuestro cuerpo; la segunda capa, por otro lado, nos aísla del frío. Para elegir y comprar ropa de esquí de la forma adecuada, no puedes olvidarte del forro polar, cuyas características te aislarán de las frías temperaturas.

Tercer consejo: protégete del clima

El tercer paso para elegir y comprar ropa de esquí adecuada es pensar en el clima. Debemos elegir ropa de características impermeables, que nos protegerá de la humedad, las lluvias, la nieve y el viento. También es importante optar por prendas transpirables, de modo que nos protejan de nuestro propio sudor. Puedes optar por un mono de esquí, o bien un conjunto de pantalones y chaqueta.

Cuarto consejo: opta por prendas de ropa resistentes

Además de las características que ya hemos mencionado, también es importante que al elegir y comprar ropa de esquí, te asegures de que ésta es suficientemente resistente. Es especialmente importante que el material de la tercera capa, o capa impermeable, sea el adecuado para protegernos de posibles lesiones al realizar deportes de nieve.

Quinto consejo: no te olvides ningún accesorio

Es importante que sepas qué ponerte en un día de esquí. Los accesorios son tan importantes como las demás prendas de ropa. Nos protegen tanto del frío como de otros posibles riesgos, como caídas o lesiones. Debes elegir las botas de esquí adecuadas, y asegurarte de que sean antideslizantes; unos guantes impermeables, gorro y pañuelo para el cuello; y los diferentes elementos de protección adecuados, desde el casco hasta las rodilleras.

 

Elegir y comprar ropa de esquí es muy sencillo siguiendo estos cinco consejos, y con Sollworld, ¡todavía más!

Características de un pantalón de esquí

Un pantalón de esquí es una de las piezas fundamentales de nuestra vestimenta para ir a la nieve. Cuando vamos a esquiar debemos llevar ropa que  nos proteja del frío, el viento y de las condiciones climatológicas pero, también, de las caídas. Por este motivo, debe tener unas características concretas. A continuación, veremos todo lo que debe tener un buen pantalón para ir a la nieve.

¿Cómo debe ser el pantalón de esquí?

Lo más importante es tener en cuenta es la estructura del pantalón. Lo aconsejable es que su estructura esté formada por tres elementos: tejido exterior, la membrana y el relleno térmico. Veamos cómo deben ser.

El tejido exterior de tu pantalón de esquí

Es muy importante que el tejido exterior sea elástico para poderte mover con facilidad. Pero, además, también debes tener en cuenta:

  • El peso: cuanto más ligero, mejor. De esta forma estarás más cómodo y podrás moverte con más facilidad.
  • La resistencia: tu pantalón de esquí debe ser resistente a los rasguños y a las caídas.
  • El tacto: intenta utilizar un pantalón de tacto suave.

Y no olvides que también debe ser impermeable y transpirable.

La membrana del pantalón de esquí ideal

La calidad de la membrana viene determinada por la impermeabilidad. Es absolutamente necesario que la membrana de tu pantalón de esquí sea impermeable. De lo contrario, con las caídas y al entrar en contacto con la nieve, tus piernas quedarían empapadas.

Otro punto esencial es la transpiración. Tu pantalón debe evitar que entre la humedad del exterior al mismo tiempo que expulsa el sudor. Si el sudor se queda en el interior se enfriará y, posiblemente, hará que pases frío.

Esquiando es imprescindible elegir bien las piezas de ropa y para escoger el pantalón de esquí se necesita una atención especial.

Por último, la membrana también debe aislarte del viento y de la sensación térmica del exterior. En definitiva, una buen membrana es aquella que permite que tu cuerpo esté seco en todo momento.

El relleno térmico de tu pantalón de esquí perfecto

Este elemento es el encargado de mantener el calor corporal que desprenden tus piernas dentro del pantalón de esquí.

Los rellenos térmicos de los pantalones se fabrican con fibras sintéticas. Existen muchos materiales térmicos pero el más conocido y común son las plumas naturales. Este es el material que guarda y mantiene más el calor. De todos modos, existen pocos pantalones que tengan un relleno con pluma natural, ya que aportan mucho volumen. En estos casos, lo aconsejable es utilizar unas mallas térmicas debajo del pantalón. De este modo, se mantiene el calor.

Si crees que la opción de combinar un pantalón técnico con unas mallas es la mejor para ti, puedes consultar los conjuntos térmicos para hombre y mujer en nuestra tienda online.

 

Existen muchos condicionantes a tener en cuenta a la hora de comprar o de escoger tu ropa para ir a esquiar. Recuerda que lo primordial es que esas piezas sean transpirables y térmicas.

En la nieve existen dos factores: vestir de forma adecuada para sentirse bien y disfrutar al máximo del esquí y la naturaleza.

botas de esquí

¿Sabes cómo escoger las mejores botas de esquí?

Si eliges las botas de esquí adecuadas, no solamente estarás mucho más protegido del frío, sino que además te será más fácil practicar este deporte. Hoy te daremos algunos consejos que te ayudarán a escoger las botas de esquí perfectas para ti.

La talla, el aspecto más importante al escoger unas botas de esquí

Es muy importante saber cómo vestirse para ir a esquiar, y unas botas adecuadas son uno de los elementos imprescindibles. El primer aspecto a tener en cuenta antes de comprar unas botas de esquí es la talla. Al probártelas, es recomendable que utilices el mismo tipo de calcetines que utilizas cuando vas a esquiar. Por otro lado, debes asegurarte de que tu tobillo y el talón quedan sujetos debidamente por la bota. También es importante poder mover los dedos. Es imprescindible que las botas de esquí te resulten cómodas, puesto que, en caso contrario, podrían producirte heridas o molestias al practicar este deporte.

¿Cómo saber tu talla al elegir unas botas de esquí?

Cada par de botas de esquí cuenta con un grado de rigidez diferente. Esto significa que, en función de la experiencia del esquiador, las botas serán más rígidas o menos. Esto se debe, principalmente, a que los esquiadores expertos no requieren tanta precisión como los deportistas que se están iniciando en el esquí.

Para calcular el grado de rigidez de las botas de esquí, utilizamos un índice que se llama Flex. Al escoger nuestro calzado, deberemos escoger en función de este índice, que viene determinado por el nivel o experiencia de cada esquiador. En otras palabras:

  • Los esquiadores principiantes deberán optar por unas botas de esquí con un Flex suave, que sea inferior a 60. Esto significa que las botas tendrán bastante flexibilidad, lo cual permitirá a los esquiadores corregir ciertos errores relacionados con su posicionamiento.
  • Los esquiadores que hayan tenido algo más de experiencia en este deporte y que, por lo tanto, tengan un nivel medio, deberán escoger unas botas con un Flex de entre 70 y 90. Esto significa que las botas de esquí ofrecerán cierto equilibrio entre la precisión y la flexibilidad.
  • Por último, el Flex de las botas de los esquiadores expertos será superior a 100. Estas botas permitirán esquiar con gran precisión.

¿Qué otros aspectos debemos tener en cuenta al escoger unas botas para esquiar?

Otro elemento que debemos tener en cuenta al escoger nuestras botas de esquiar es la forma. Generalmente, las botas de esquí para hombres y mujeres son de características diferentes, debido a las diferencias en la anatomía del pie.

Por otro lado, también debemos ser conscientes de que unas botas de esquí que nos ofrezcan comodidad, no siempre serán tan eficaces como otro par que no resulte tan cómodo.

Es imprescindible escoger las botas que más se adapten a la forma de nuestros pies; por lo tanto, deberemos escoger basándonos sobretodo en la talla, la comodidad y la efectividad, más que en el modelo.

Escoger tus botas para esquiar de la forma correcta es algo indispensable para practicar este deporte de la forma más segura, más práctica y, sin duda alguna, ¡más divertida!