Características de un pantalón de esquí

Un pantalón de esquí es una de las piezas fundamentales de nuestra vestimenta para ir a la nieve. Cuando vamos a esquiar debemos llevar ropa que  nos proteja del frío, el viento y de las condiciones climatológicas pero, también, de las caídas. Por este motivo, debe tener unas características concretas. A continuación, veremos todo lo que debe tener un buen pantalón para ir a la nieve.

¿Cómo debe ser el pantalón de esquí?

Lo más importante es tener en cuenta es la estructura del pantalón. Lo aconsejable es que su estructura esté formada por tres elementos: tejido exterior, la membrana y el relleno térmico. Veamos cómo deben ser.

El tejido exterior de tu pantalón de esquí

Es muy importante que el tejido exterior sea elástico para poderte mover con facilidad. Pero, además, también debes tener en cuenta:

  • El peso: cuanto más ligero, mejor. De esta forma estarás más cómodo y podrás moverte con más facilidad.
  • La resistencia: tu pantalón de esquí debe ser resistente a los rasguños y a las caídas.
  • El tacto: intenta utilizar un pantalón de tacto suave.

Y no olvides que también debe ser impermeable y transpirable.

La membrana del pantalón de esquí ideal

La calidad de la membrana viene determinada por la impermeabilidad. Es absolutamente necesario que la membrana de tu pantalón de esquí sea impermeable. De lo contrario, con las caídas y al entrar en contacto con la nieve, tus piernas quedarían empapadas.

Otro punto esencial es la transpiración. Tu pantalón debe evitar que entre la humedad del exterior al mismo tiempo que expulsa el sudor. Si el sudor se queda en el interior se enfriará y, posiblemente, hará que pases frío.

Esquiando es imprescindible elegir bien las piezas de ropa y para escoger el pantalón de esquí se necesita una atención especial.

Por último, la membrana también debe aislarte del viento y de la sensación térmica del exterior. En definitiva, una buen membrana es aquella que permite que tu cuerpo esté seco en todo momento.

El relleno térmico de tu pantalón de esquí perfecto

Este elemento es el encargado de mantener el calor corporal que desprenden tus piernas dentro del pantalón de esquí.

Los rellenos térmicos de los pantalones se fabrican con fibras sintéticas. Existen muchos materiales térmicos pero el más conocido y común son las plumas naturales. Este es el material que guarda y mantiene más el calor. De todos modos, existen pocos pantalones que tengan un relleno con pluma natural, ya que aportan mucho volumen. En estos casos, lo aconsejable es utilizar unas mallas térmicas debajo del pantalón. De este modo, se mantiene el calor.

Si crees que la opción de combinar un pantalón técnico con unas mallas es la mejor para ti, puedes consultar los conjuntos térmicos para hombre y mujer en nuestra tienda online.

 

Existen muchos condicionantes a tener en cuenta a la hora de comprar o de escoger tu ropa para ir a esquiar. Recuerda que lo primordial es que esas piezas sean transpirables y térmicas.

En la nieve existen dos factores: vestir de forma adecuada para sentirse bien y disfrutar al máximo del esquí y la naturaleza.