Entradas

¿Cómo ha sido el invierno de 2017 y 2018?

Se va acercando el momento de despedir la temporada de esquí y el invierno de 2017 y 2018, el cual ha sido, sin duda alguna, uno de los más fríos en muchos años. Desde finales de otoño del año pasado, los expertos preveían que el frío y la nieve estarían muy presentes en España, y de hecho en Europa, durante los siguientes meses. Y así ha sido, tal y como hemos podido comprobar.

Nevadas en toda la península

No hay duda alguna de que la temporada de invierno de 2017 y 2018 ha sido una de las más frías en varios años. A finales de enero, Cantabria, Asturias, Navarra y el País Vasco ya empezaron a verse afectadas por importantes nevadas. El temporal, con nevadas a cotas bajas, fue previsto por los expertos, quienes avisaron a los habitantes de las diferentes provincias de estas comunidades autónomas acerca de la posibilidad de que la nieve se acumulara en varias zonas.

Los avisos rojos fueron lanzados en Cantabria y Asturias, mientras que en otras provincias se dio la alerta naranja. Por ejemplo, en Burgos, Navarra o A Coruña, entre otras. La alerta amarilla se realizó en otras provincias, como Barcelona, Tenerife o Granada, entre muchas otras.

Días después, la primera semana de febrero, la capital se vio afectada por las bajas temperaturas y las nevadas que han protagonizado este invierno de 2017 y 2018. Al empezar a cuajar la nieve en Madrid, surgieron varias retenciones de tráfico. Las autoridades advirtieron y aconsejaron no hacer uso del transporte, debido a los diferentes problemas viarios que surgieron. Por otro lado, en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas se tuvieron que cancelar más de 40 vuelos.

La nieve ha protagonizado el invierno de 2017 y 2018

Varias comunidades autónomas de España se han visto seriamente afectadas por las nieves durante este invierno de 2017 y 2018. Diferentes nevadas a cotas bajas, el viento y las precipitaciones han sido causantes de varios problemas de tráfico en varias carreteras, las cuales tuvieron que ser cortadas debido a las condiciones climáticas.

La última semana de febrero la nieve llegó a Cataluña donde, según informó el Servicio Catalán de Tráfico, más de diez carreteras se vieron afectadas. La noche del lunes 26 de febrero varios conductores quedaron atrapados en una carretera entre Manresa, en la provincia de Barcelona y Vic. Esto se debió a que un camión resultó atrapado en medio de la calzada de la carretera.

Al día siguiente, fueron activadas las alertas, puesto que se preveían nevadas en cotas bajas a lo largo del martes y, especialmente, miércoles. Fueron varias las carreteras que se cortaron para prevenir posibles accidentes de tráfico. Además, también se prohibió la circulación de los camiones en algunas carreteras.

A lo largo de todo el invierno de 2017 y 2018, estas nevadas a cotas bajas han sido acompañadas por lluvias y fuertes vientos que, hasta los últimos días de invierno, han estado presentes en varias comunidades.

No hay duda alguna de que el invierno de 2017 y 2018, el cual empieza a despedirse, se ha caracterizado por sus frías temperaturas, sus blancos paisajes y una larga temporada de esquí, que seguro que los amantes de este deporte han aprovechado y disfrutado.

¿Cuál es la mejor época para esquiar?

La mejor época para esquiar para cualquier amante del esquí es siempre que haya nieve. Y, a veces, las ganas de practicar este deporte no se dan a la vez que las condiciones climatológicas. Como no todos los días del año podemos ir a esquiar, la organización y la anticipación a las fechas más idóneas es clave para poder practicar este deporte.

¿Cómo podemos saber cuál es la mejor época para esquiar?

Escoger las mejores fechas para esquiar

Con los primeros copos de nieve ya empezamos a desembolsar y encerar las botas y los esquís. Ya no podemos contener las ganas de bajar por las pistas, practicar freeride o snowboard y queremos pisar la nieve cuanto antes mejor.

En España, la época de esquí se comprende entre diciembre y mediados de abril.

Temporadas de esquí

La temporada alta de esquí suele coincidir entre Navidad y Semana Santa y coincide con un período en el que la gente dispone de tiempo libre para poder practicar este deporte. Por ese motivo, no es casual que durante estas fechas las pistas de esquí estén llenas de gente.

La mejor época para esquiar es aquella que el estado de la nieve es óptimo y encontramos poca gente en las pistas. Si prefieres esquiar con tranquilidad, la mejor época para esquiar es fuera de temporada alta.

Estas son algunas de las ventajas de ir a practicar tu deporte preferido en estas fechas:

  • Poco tránsito en las pistas de esquí
  • El estado de la nieve es mejor, ya que no tanta gente la pisa
  • Puedes encontrar alguna oferta y ahorrarte dinero en la compra del forfait

El estado de la nieve durante la temporada de esquí

Normalmente, las primeras nevadas suelen caer a mediados de noviembre. Estos primeros copos de nieve aún no permiten que disfrutes de un descenso cómodo ni seguro. Más tarde, en diciembre, las nevadas ya son más consistentes y son las que ayudan a crear los primeros grosores de nieve. Ese es el momento perfecto para empezar a esquiar.

De todas formas, hay que tener en cuenta que no será hasta enero cuando disfrutemos del mejor tiempo para ir a esquiar. La nieve suele ser polvo y la temperatura no llega al frío intenso. La mejor época para ir a esquiar es durante los meses de enero y febrero. En febrero las condiciones todavía son favorables: ya hay suficiente nieve y el sol acompaña para hacer cualquier actividad al aire libre.

A partir de este momento, y a lo largo del mes de marzo, empiezan a suavizarse las temperaturas, por lo que la nieve ya no es tan compacta. Y en abril empieza el deshielo, que marca el final de la temporada de esquí.

 

Te aconsejamos que no pierdas el tiempo y organices tu próxima salida para el fin de semana que viene. ¡Y a disfrutar de la nieve!