Entradas

¿Cómo ha sido el invierno de 2017 y 2018?

Se va acercando el momento de despedir la temporada de esquí y el invierno de 2017 y 2018, el cual ha sido, sin duda alguna, uno de los más fríos en muchos años. Desde finales de otoño del año pasado, los expertos preveían que el frío y la nieve estarían muy presentes en España, y de hecho en Europa, durante los siguientes meses. Y así ha sido, tal y como hemos podido comprobar.

Nevadas en toda la península

No hay duda alguna de que la temporada de invierno de 2017 y 2018 ha sido una de las más frías en varios años. A finales de enero, Cantabria, Asturias, Navarra y el País Vasco ya empezaron a verse afectadas por importantes nevadas. El temporal, con nevadas a cotas bajas, fue previsto por los expertos, quienes avisaron a los habitantes de las diferentes provincias de estas comunidades autónomas acerca de la posibilidad de que la nieve se acumulara en varias zonas.

Los avisos rojos fueron lanzados en Cantabria y Asturias, mientras que en otras provincias se dio la alerta naranja. Por ejemplo, en Burgos, Navarra o A Coruña, entre otras. La alerta amarilla se realizó en otras provincias, como Barcelona, Tenerife o Granada, entre muchas otras.

Días después, la primera semana de febrero, la capital se vio afectada por las bajas temperaturas y las nevadas que han protagonizado este invierno de 2017 y 2018. Al empezar a cuajar la nieve en Madrid, surgieron varias retenciones de tráfico. Las autoridades advirtieron y aconsejaron no hacer uso del transporte, debido a los diferentes problemas viarios que surgieron. Por otro lado, en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas se tuvieron que cancelar más de 40 vuelos.

La nieve ha protagonizado el invierno de 2017 y 2018

Varias comunidades autónomas de España se han visto seriamente afectadas por las nieves durante este invierno de 2017 y 2018. Diferentes nevadas a cotas bajas, el viento y las precipitaciones han sido causantes de varios problemas de tráfico en varias carreteras, las cuales tuvieron que ser cortadas debido a las condiciones climáticas.

La última semana de febrero la nieve llegó a Cataluña donde, según informó el Servicio Catalán de Tráfico, más de diez carreteras se vieron afectadas. La noche del lunes 26 de febrero varios conductores quedaron atrapados en una carretera entre Manresa, en la provincia de Barcelona y Vic. Esto se debió a que un camión resultó atrapado en medio de la calzada de la carretera.

Al día siguiente, fueron activadas las alertas, puesto que se preveían nevadas en cotas bajas a lo largo del martes y, especialmente, miércoles. Fueron varias las carreteras que se cortaron para prevenir posibles accidentes de tráfico. Además, también se prohibió la circulación de los camiones en algunas carreteras.

A lo largo de todo el invierno de 2017 y 2018, estas nevadas a cotas bajas han sido acompañadas por lluvias y fuertes vientos que, hasta los últimos días de invierno, han estado presentes en varias comunidades.

No hay duda alguna de que el invierno de 2017 y 2018, el cual empieza a despedirse, se ha caracterizado por sus frías temperaturas, sus blancos paisajes y una larga temporada de esquí, que seguro que los amantes de este deporte han aprovechado y disfrutado.